• Miguel Ángel Ortegán

SENDEROS DE FRATERNIDAD #8

Aprender de la enseñanza social de la Iglesia, es aprender sobre lo humano

¿Quién soy yo? ¿Por qué a pesar de tanto progreso aún persiste el sufrimiento, la angustia, la desesperación entre otros males? ¿De qué valen tantas conquistas si su precio es un atentado al mundo y la humanidad?


Aunque pareciera que la enseñanza social de la Iglesia toca otro tipo de temas, tal vez más sociales o comunitarios, también da respuesta con su reflexión y conclusiones a preguntas que el ser humano se ha planteado a lo largo de tantos siglos, en un lenguaje incluso en el que pueden coincidir grandes intelectuales y humanistas que han aportado en nuestro mundo.


Aprender de la enseñanza social de la Iglesia es aprender sobre lo humano y sobre la sociedad. Sobre todo, una experiencia que nos invita a no bajar las manos, a insistir en la importancia de la amabilidad en nuestras vidas, del amor pleno, en todos y para todos.


¡Ánimo, sí se puede! (Cf. Compendio de Doctrina Social de la Iglesia, No. 14 y 17)

Entradas destacadas
Archivo
Buscar
por tags
No hay tags aún.
Síguenos