• Miguel Ángel Ortegán

SENDEROS DE FRATERNIDAD #72


QUE EL PROGRESO SEA MÁS HUMANO Y PAR TODOS

El destino universal de los bienes comporta un esfuerzo común dirigido a obtener para cada persona y para todos los pueblos las condiciones necesarias de un desarrollo integral, de manera que todos puedan contribuir a la promoción de un mundo más humano, donde cada uno pueda dar y recibir, y donde el progreso de unos no sea obstáculo para el desarrollo de otros ni un pretexto para su servidumbre.


¡Ánimo, sí se puede! (Cf. Compendio de Doctrina Social de la Iglesia, No.175).













Entradas destacadas
Archivo
Buscar
por tags
No hay tags aún.
Síguenos