• Miguel Ángel Ortegán

SENDEROS DE FRATERNIDAD #54


Una sociedad justa puede ser realizada solamente en el respeto de la dignidad


Una sociedad justa puede ser realizada solamente en el respeto de la dignidad trascendente de la persona humana. Ésta representa el fin último de la sociedad, que está a ella ordenada: «El orden social, pues, y su progresivo desarrollo deben en todo momento subordinarse al bien de la persona, ya que el orden real debe someterse al orden personal, y no al contrario». ¡Ánimo, sí se puede! (Cf. Compendio de Doctrina Social de la Iglesia, No.132).


¡Ánimo, sí se puede! (Cf. Compendio de Doctrina Social de la Iglesia, No.125).













Entradas destacadas
Archivo
Buscar
por tags
No hay tags aún.
Síguenos